Tamos tornando la páxina web n’Asturianu


A nadie se le escapa el clima político y la tensión de los últimos meses, así como la incapacidad del ejecutivo de turno, de generar respuesta alguna, al descontento de la calle.
Es obvio que estamos inmersos en una espiral y que el sistema que nos rige es obsoleto.
Es acertado pues, llevar a cabo una consulta popular, un sondeo sobre el grado de aceptación del mismo. En el cual la ciudadanía pueda postularse a favor o en contra de éste, de un modo orientativo y que sea capaz, de generar el debate
necesario en la calle e instituciones. Que transmita al Jefe del Estado si es bien tolerado, o por el contrario, la conveniencia de pasar su cargo por las urnas.
De ahí la importancia de hacer partícipe al pueblo, porque es eso, una consulta popular, de todos y por ende tenemos el derecho a decidir las principales cuestiones del país y una forma de sanear la democracia.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *